Mehr Infos
Web 3.0 als ultimative Revolution des Internets

La Web 3.0 como revolución definitiva de Internet

Autor:

Los términos Web 2.0 y Web 3.0 se refieren a sucesivas iteraciones de Internet, en comparación con la Web 1.0 original de los años 90 y principios de los 2000. Mientras que la Web 2.0 es la versión actual de Internet, la Web 3.0 representa la siguiente fase. Esta última también se conoce como web semántica, cuya principal diferencia con la versión anterior es la implantación de una infraestructura común. Esto permite a las máquinas comprender el significado de la información de un sitio web.

Para facilitarle el trabajo, personalizar su experiencia de navegación y filtrar contenidos automáticamente. El objetivo es crear sitios web inteligentes, conectados y más fáciles de usar. En la actual Web 2.0, en cambio, la información en Internet la leen y reensamblan principalmente las personas.

Las posibilidades de la Web 3.0

Es de esperar que la introducción de la nueva generación de Internet cambie la forma de crear sitios web y de interactuar con ellos. Esto conlleva un amplio abanico de posibilidades.

Tecnologías como el blockchain y las criptomonedas son cada vez más relevantes en el modelo económico actual. Aunque aún no se sabe cuándo estas tecnologías estarán plenamente integradas y quizá puedan sustituir a la moneda actual. En la Web 3.0, las criptomonedas funcionan como método para recompensar a los creadores de contenidos. Cada vez que accedes a su material creado, obtienen algún tipo de token. El proceso se basa en contratos inteligentes, revolucionando la forma de hacer negocios de empresas y usuarios.

Otra perspectiva de la Web 3.0 es la integración de la inteligencia artificial, en la que Internet imita el acceso humano a la información. En consecuencia, es posible una validación y un suministro de información más rápidos.

El principio del metaverso también se encuentra en la nueva versión de Internet. Porque la Web 3.0 podría integrarse perfectamente en este universo virtual, permitiendo el diseño en 3D de sitios web y la integración de dispositivos IoT.

Enlaces para nuevas soluciones

La personalización y las funciones de búsqueda inteligente también desempeñarán un papel importante. Esto significa que ya no tendrá que examinar muchos miles de entradas en su búsqueda, sino sólo las que se ajusten a sus necesidades y al comportamiento de los usuarios.

Asimismo, la Web 3.0 propone protocolos que le permiten controlar usted mismo sus datos y compartirlos lo menos posible con terceros. Este aspecto dificultaría especialmente a las instituciones o a las redes sociales el análisis de los datos de los usuarios para determinar, por ejemplo, sus preferencias de consumo.

A través de los enlaces de la Web 3.0 se pueden descubrir nuevas conexiones. Por ejemplo, si busca unas vacaciones en España, la tecnología de la web semántica podría mostrarle otros datos e información interesantes, como destinos adecuados para hacer excursiones, el tiempo o ropa de verano con estilo. Pero la nueva web no sólo tiene un valor incalculable en el comercio electrónico, sino también en la ciencia, la tecnología y el sector sanitario. Al vincular enfoques relacionados, puede ser posible encontrar nuevos enfoques de lo que antes no se había descubierto.

Aunque la Web 3.0 aún tardará algún tiempo en ser realizada por el ser humano, la introducción de la nueva Internet no tardará en llegar, dado el rápido ritmo del progreso tecnológico.

Carrito de compra
Scroll al inicio